Verónica Magario: «Necesitamos que los bancos de una buena vez acompañen esta situación»

Verónica Magario vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires conversó acerca de la deuda y el impuesto a las grandes fortunas, y demandó mayor aportación de los sectores más ricos.

Verónica Magario, vicegobernadora de la Provincia de Buenos Aires, manifestó su posición acerca de la introducción del proyecto del impuesto a las grandes fortunas. En este aspecto, solicitó que estos que puedan cooperar, que lo hagan. «Precisamos que los bancos de una buena vez acompañen esta situación», mantiene la vicegobernadora y expresó que «no debe ser un sálvese el que pueda»,

Magario, consideró respecto a el proyecto del pago de la deuda, que «no es mala» puesto que «la deuda debe aguardar». «En esta oportunidad no podemos cancelar la deuda. Estamos demandando tiempo. No nos agrada el término default, no obstante debemos tomar decisiones, debemos dirigir el país», manifestó.

Magario, admite y recapacita en la eventualidad de un renovado mundo: «El virus le exige al mundo que se proyecta egoísmos que aniquilan grupos y respaldan a muy pocos».

Igualmente conversó acerca del escenario de la Provincia de Buenos Aires de cara a la pandemia y comunicó que continúan laborando fuertemente en todo lo que se refiere al sistema sanitario. «esta reduciendo el numero de casos importados. Previamente eran de un 90% y actualmente es el 68%», asevero Magario y relató que a la par que se realizan más testeos y que el porcentaje del positivos continúa siendo el mismo.

La vicegobernadora admite que podemos encontrar más gente transitando por las calles a lo largo de estos días e insistió en la petición de cumplir el confinamiento y del empleo de tapabocas en el caso de tener que salir. «Este virus transita al momento que las personas transitan. Por esta razón les reiteramos en que no salgan de sus viviendas. Está es la mejor manera de contener el virus. Esto sera extenso, tendremos que contar con mucha paciencia», manifestó y anexó: «Nos encontramos en una buena senda, no debemos pensar que esto está solucionado».