Todos los Detalles |- Jorge Asís aseveró que «Cristina Kirchner durmió a todos» y reveló los verdaderos aciertos de la elección

Jorge Asís escritor periodista y analista político argentino puntualizó los dos extraordinarios aciertos de Cristina Kirchner previos a la campaña electoral.

Jorge Asís, periodista y analista político argentino, examinó los comicios generales del pasado 27 de octubre y no vaciló en adjudicarle una gran parte del crédito a la ex-presidenta Cristina Kirchner por lo que el estimó que son los dos grande aciertos que funcionaron con la mira puesta en la campaña electoral: Primero acompañando como vicepresidenta a Alberto y en segundo lugar la de proponer en la provincia de Buenos Aires a Kicillof.

«A la sociedad en su mayoría le es difícil aceptar que la ex-presidenta los derrotó, y se cuestionan si llegara a detentar algún papel», Inicio el analista político, en entrevista con Canal 26, y resaltó que la doctora es «indiscutiblemente la gran triunfadora de los comicios».

Anexando que: «Cristina contó con dos extraordinarios aciertos: que de ningún modo fue la nominación de Alberto Fernández, por lo contrario fue la determinación de participar en segundo término. Nos durmió a todos. Eso fue muy brillante. Nos encontrábamos completamente noni noni, ninguna persona se lo conjeturaba. Esto fue demasiado inteligente puesto que con las papeleta de la doctora».

«Se obtuvo la victoria por los papeletas de ella», aseveró el periodista, y aclaró que «al no presentarse ella y nombrar a Alberto Fernández, esta fue una forma de aminorar el embate que podrían experimentar los reproches en su contra. Puesto que la mayoría de la censura que podrían proceder en su contra, el propio Alberto Fernández ya las habría consumado».

Para finalizar, remato que «la segunda estrategia habría sido la seguridad en la determinación de respaldar a Axel Kicillof. Y con estas papeletas fueron las que condujeron a la victoria y correspondían a la provincia de Buenos Aires, Kicillof tendría la potestad de discursear una hora y media ese día de la victoria».