Santiago Cafiero chicaneó a Luis Majul por opinar que Alberto Fernández «ganó, pero perdió»

Santiago Cafiero, asesor de Alberto Fernández apeló a las redes sociales con el fin de satirizar el concepto de que los comicios generales determinaron un revés para el Frente de Todos.

Santiago Cafiero, politólogo argentino, viceministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires es una de las personas de mayor confianza del actual presidente electo Alberto Fernández. Miembro del equipo de transición, Cafiero se muestra como uno de los nombres principales en el venidero Gabinete, bien sea como el nuevo jefe del mismo o en calidad de secretario general de la presidencia, entre otros posibles cargos que se rumorean en su entorno. Antonio Cafiero, nieto del significativo líder peronista cuenta con un aspecto en común con su actual jefe político: su predisposición a censurar con virulencia a los medios de comunicación.

Posteriormente al triunfo de Fernández como el nuevo Mandatario en primera vuelta, algunos analistas señalaron como un parcial revés la eventualidad, de haber conseguido una diferencia mucho menor que la obtenida en las PASO. En este sentido valoró Luis Majul, que Mauricio Macri «perdió» la presidencia «pero ganó» al reducir la diferencia y situarse cerca de ser el jefe de la oposición, en cambio que Fernández «ganó» la jefatura de Estado «pero perdió» al no lograr una situación predominante, que lo presionará a concertar en el interior como fuera de su espacio político. 

Cafiero recurrió a las redes sociales con el fin de satirizar la esencia discursiva, al que asoció con las expresiones del oficialismo. «De los autores de ‘no vuelven más’ y el postrero éxito ‘si, se puede’; no se pierdan ‘perdió pero ganó'», publicó el politólogo en su cuenta personal de Twitter, en la cual también anexó una foto del programa de Majul. El conductor y productor de radio y televisión, no habría contestado aún a la chicana.

Alberto Fernández, sostuvo una campaña signada por sus enfrentamientos con diferentes reporteros. En uno de estos enfrentamientos, previos a las elecciones, en una ocasión mandó a «trabajar» a un periodista que le consultaba por el papel de Cristina Fernández de Kirchner en la campaña. Previo a las PASO, el ex-jefe de Gabinete sostuvo controversias en vivo con conductores (principalmente con los medios críticos del kirchnerismo) como Mario Pereyra; Joaquín Morales Solá y el mismo Luis Majul.

«Seguiré atendiendo a los periodistas que realicen las interrogantes del manual macrista», aseveró el pasado julio el dirigente, posteriormente habría adoptado un estilo menos desafiante.