¿Que Opinas? A Fernández: “Me encantaría que Lula asista el 10 de diciembre. Yo a los perseguidos los voy a apoyar”

Alberto Fernández presidente electo se la juega por Lula, en la cena inaugurar del Grupo de Puebla, sentado al lado de Dilma Russeff.

Anoche, se congregaron los miembros del Grupo de Puebla, en el Café las Palabras de Eduardo Valdés ex-embajador en el Vaticano, la unión de líderes progresistas de la región la cual persigue la unión de los pueblos latinoamericanos con el objetivo de alcanzar una región más equitativa. Se encontraban presentes, entre otros, Alberto Fernández, Dilma Russeff, ex-presidenta de la República Federativa del Brasil, Fernando Lugo, ex-presidente de la República del Paraguay, José Pepe Mujica, ex-presidente del Uruguay, Ernesto Samper, ex-presidente de Colombia y Martín Torrijos, ex-presidente de Panamá.

Estuve presente en dicha cena a modo de reportero vinculado con las ideas que determinan al grupo. La noche dio comienzo a la exclamación de “Lula Libre” y el entusiasmo se incrementó con la locución de Dilma Russeff, la cual dio gracias por el apoyo del Grupo y de Alberto Fernández en lo específico por la batalla por la excarcelación de Luiz Inácio Lula da Silva y alertó acerca de la radicalización de la derecha latinoamericana, la cual “se marchan apresuradamente de la democracia con el fin de internarse en una fase neo fascista”.

José Pepe Mujica, aclaró que “se tiene que gobernar entendiendo que algún día se pedrera y ellos regresaran, que nada es eterno y que la derecha están regresando a las antiguas costumbres”.

Al grito de “Lula Libre” resurgía luego de cada discurso y la exaltación de tener conocimiento que el dirigente ya se encontraba presto para proseguir en la lucha quedaba sobreentendido. Alberto Fernández conversaba con todos, sin embargo a la persona que más tiempo le destinó fue a Dilma Russeff, la cual se encontraba sentada a su lado.

Al momento de su turno para hablar, remarcó: “Invitare a Luiz Inácio Lula da Silva para que asista a mi ceremonia de asunción a la presidencia el 10 de diciembre. En ese momento Russeff me recomendó que esto no seria sensato. A pesar de que yo comprendo que Lula es un perseguido, al igual que Correa y Cristina, yo a los perseguidos les brindare mi respaldo”.

El Café las Palabras de Eduardo Valdés ex-embajador en el Vaticano