Fuertes Declaraciones de Alberto Fernández: Aseguró que Macri deja al país en default

Alberto Fernández explicó que los acreedores «no continuaran conversando con el Gobierno actual argumentando que consideran que les engañaron».

El aspirante a la presidencia Alberto Fernández, advierte que en las circunstancias actuales Argentina no podría liquidar la deuda debido a que el país estaría en default. No obstante, aseveró que, en el caso de ser elegido, habría la posibilidad de comenzar a renegociar «seriamente» con los acreedores.

«Evidentemente la Argentina en estas condiciones no podrá liquidar la deuda. Lo llaman reperfilar o reestructura, sin embargo lo que están diciendo es que ‘no pueden pagar’. En otras tiempos a esto se le llamaba default», señaló. 

Declaro que los acreedores «no continuaran conversando con el Gobierno actual argumentando que consideran que les engañaron» y, también, debido a que interpretan que «perdieron el poder». reitera que se podría renegociar «en los términos del reperfilamiento» y de un convenio renovado con el Fondo. «De este modo podremos hacer frente a la deuda con un acuerdo serio y sensato con los acreedores».

En Córdoba, delante de al menos 500 dirigentes peronistas, el ex-Jefe de Gabinete tomo parte de un almuerzo en la Fundación Mediterránea y a partir de allí califico, al adeudo de ser la causa del gran problema que vive la economía argentina.

«Es ciertamente exagerado, sorprendente, notable del modo que nos endeudamos. Es una gran presión debido a que nos impone a hacerse cargo de las obligaciones que el Estado adquirió», señalo y recalcó: «Jamas hablamos que no fuésemos a liquidar o hacer una suspensión. Sí manifestamos, permitirnos prosperar». En virtud de ello, aseveró que mientras en el kirchnerismo concretaron el pago al Fondo Monetario Internacional, y finiquitaron una deuda con US$ 9800.

El aspirante rememoró que con la administración de Mauricio Macri se crearon cinco millones de necesitado y, en virtud de ello, retomó la concepción del pacto social que esta planteando: «Tienen que entender que no podremos continuar con este método, que promueve en particular la senda de la disminución del consumo. Tenemos que estar unidos trabajadores, empresarios y el gobierno. existen muchos cosas que resolver».

Igualmente, propone la premura de poner al día los sueldos, puesto que «de otro manera seria muy complicado arrancar la economía» la siguiente labor sera «aniquilar por completo las tasas de interés».

«El acuerdo es colocar sobre la mesa las condiciones en la que nos encontramos; ya que este reto no es solo de un Presidente, del empresario o de los trabajadores, es un reto de todo. Un convenio tiene que servir para poner orden, para hacer previsible la Argentina», resaltó.