Fuerte insolencia de Hebe de Bonafini contra simpatizantes macristas: «Es una raza muy hija de p…»

Hebe de Bonafini activista argentina cofundadora y presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo se lamento por la variación de votos que se marcó entre Cambiemos y el Frente de Todos a partir de las PASO a las generales.

La ventaja conseguida en las PASO entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, existía una esperanza en el peronismo con su retorno al gobierno, con un triunfo inesperado en las urnas, no obstante en las elecciones generales del 27 de octubre el Mandatario Mauricio Macri consiguió el 40,28%, conforme al cómputo final, y redujo la diferencia de 16 puntos a 8 puntos porcentuales. Por ese desenlace, la activista argentina, Hebe De Bonafini, manifestó: «Ese 30% o 32% sigue estando y es una raza muy hija de puta».

«Estamos contentos, y replicó, pará la mano: conseguimos la victoria en los comicios sin embargo ese 30% o 32% continúan existiendo, y no es que estén muertos y mucho menos que se marchen de la Argentina es una especie muy hija de puta», descargo en la entrevista, en alusión a la cifra que encarnan a los sufragios macristas.

Preguntándole por el papel que tendría Alberto Fernández luego del 10 de diciembre, Hebe manifestó: «No le conocía hasta tal punto, no imaginaba que fuera tan combativo, por lo contrario más suave, cauteloso. Esperemos y observemos luego que asuma la presidencia», aun cuando admitió que frente al golpe de Estado acontecido en Bolivia «su reacción fue demasiado buena; bastante mejor de lo que yo imagina. Confrontar a los norteamericanos de esa manera es sumamente delicado».

«Yo no entiendo cómo se les ocurrió pedir a la OEA, eso seria igual que el zorro cuide las gallinas», valoró acerca de la dimisión de Evo Morales. También, Hebe comparó a Alberto Fernández con el ex-presidente Néstor Kirchner y explicó que «se mantenía más próximo a las personas» y habia conquistado la credulidad de las Madres al momento que bajó «los cuadros, entregó la ESMA y al afirmar que nuestros hijos son camarada, ¿qué más se le podría  pedir?».

Acerca del papel de los miembros de la CGT y el programa de unión que enfrentan, Hebe De Bonafini, alertó que «no se fía» de ellos debido a que «de repente efectuaron una vuelta carnero, no es bueno», y anexó: «Yo siento recelo de los gordos de la CGT, no les creo nada de lo que manifiestan los miro en la televisión respaldando a Alberto Fernández sin embargo jamas estuvieron de este lado».