Explosivas declaraciones Longobardi: «Cristina Kirchner pretendió convertir su declaración indagatoria en un alegato político»

Marcelo Ernesto Longobardi debatió la solicitud de Cristina Kirchner a la Justicia para lograr la transmisión en directo del juicio por la obra pública. «Debió haber ofrecido una conferencia de prensa», aseveró.

Marcelo Longobardi, periodista, editor y conductor de radial efectuó un editorial con fuertes reproches por la solicitud de la transmisión en vivo del juicio, en medio de las declaraciones indagatorias que debía suministrar la vicepresidenta electa Cristina Kirchner en Comodoro Py, en la cual se le imputa a la ex-presidenta de ser la «jefa de una asociación ilícita» en la entrega de la obra pública en donde Lázaro Báez estuvo siendo el mayor favorecido.

«Cristina Kirchner pretendía transformar su testimonio en un argumento político. Esto es, no le respondió a los fiscales y presento este argumento: soy una víctima del hostigamiento liderado por los medios de comunicación, la Justicia y por Mauricio Macri«, arrojo Longobardi en su programa radial.

En relación con esto, acerca de la disputa por la difusión en directo del juicio a Fernández de Kirchner, imputó al kirchnerismo de contar con una «colosal pericia para transformar una cosa en otra» y anexó: «La no emisión no guarda relación con la persecución». También, Longobardi reflexionó que «si el tópico es tan imprescindible para ellos, debió haber ofrecido una conferencia de prensa en el momento en que finalice la indagatoria».

Cristina Kirchner arribó luego de las 9.30 el día de hoy 2 de diciembre a Comodoro Py, restando ocho días para que asuma como vicepresidenta, no obstante no se emitió en directo como ella anhelaba. El Tribunal Oral Federal 2, a cargo del caso, rechazó nuevamente la solicitud de la senadora nacional para que la indagatoria sea emitida en vivo.

A la vicepresidenta electa se le acusa de haber «afectado los intereses que se le confiaran al vulnerar su responsabilidad de gestionar y velar al pie de la letra el patrimonio del Estado nacional que se encontraban bajo su responsabilidad, en sus atribuciones como de jefa de estado y jefe política de la gerencia general del país» en su «atributo de mandataria de la Nación, entre el 10 de diciembre de 2007 y el 9 de diciembre de 2015».

Adicionalmente de Cristina Kirchner y Lázaro Báez se encuentran otros 11 imputados, entre ellos, Julio De Vido, ex-ministro de Planificación José López, ex-secretario de Obras Públicas. El caso fue instruido por el juez Julián Ercolini el cual habría procesado a la ex-presidenta en diciembre de 2016, en esa oportunidad incluso le trabó un embargo por 10 mil millones de pesos.