El efecto coronavirus: ¿ahora la grieta es entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

Alberto Fernández continúa con su buena imagen y un fuerte respaldo a sus medidas contra el Covid-19. La vicepresidenta, por el contrario, concentra números rojos y fuertes reproches por su viaje a Cuba.

Con la llegada a la Argentina del coronavirus, la cual contribuyó por un lado a cicatrizar en parte la grieta existente entre los fundamentales líderes del oficialismo y la oposición, y por otro lado se abrió una seria discrepancia jamas pensada a lo interno del propio Frente de Todos. Por consiguiente, cuando menos, lo están reflejando los análisis de opinión pública que se encuentran dando seguimiento a la imagen y el accionar de los líderes más visibles del país. Con una dualidad bien acentuada: entre tanto Alberto Fernández afianza sus guarismos y la mayoría de las personas respaldan las disposiciones para contener el Covid-19Cristina Kirchner exhibe números en rojo incluso, es criticada por su traslado a Cuba en el transcurso de la contingencia sanitaria.

Este portar de noticias obtuvo información de tres investigaciones que evidencian estas preferencias. Son de las compañías Inteligencia Analítica, CB Consultores y Proyección. Los dos primeros mediciones son nacionales y la última, bonaerense. Este portar había advertido el domingo pasado acerca de otra predisposición que marcaban estos sondeo: el derrumbe del panorama económico.

El crecimiento de la imagen de Alberto Fernández clasifica con seguridad para caso de estudio. Una vez nombrado aspirante comenzó a mejorar su aprobación hasta los comicios, contando con un repunte al momento que consiguió el triunfo y actualmente dio otra remontada. Su maestra y acompañante de ecuación, mientras, conservó los últimos años números más constantes.

La vicepresidenta conserva lo que conocemos como «profundidad de imagen». Usualmente, las personas la quieren o rechazan sin tomar en cuenta las circunstancias coyunturales, incluyendo importantes acusaciones por corrupción. No obstante, la determinación de viajar a Cuba al momento en que la amenaza del el Covid-19 y los viajes ya estaban declarados se convirtió en el centro de los reproches. Incluso cuando se trataba de un asunto de asistencia sanitaria con su hija.

Otro inconveniente para el mandatario, el cual había reprochado a los argentinos que viajaron fuera del país al momento que ya se tenia conocimiento de los peligros y hoy en día suplican la asistencia del Estado con el fin de regresar a sus viviendas. En su posición como vicepresidenta, Cristina Kirchner no encontró mayores impedimentos. Por la incertidumbre, explicó que se sometería a la cuarentena voluntaria. Es lo que aconsejan los especialistas: también al proceder del exterior, la vicepresidenta presento diferentes episodios de salud y ya cuenta con 67 años.

Qué dicen las encuestas

La CB Consultora Opinión Pública, firma que evaluó los últimas comicios nacionales igualmente los provinciales, allí, la administración del Gobierno nacional cuenta con una imagen positiva de 61,5% y el 65,3% se exhibió «muy conforme» en cuanto a la labor que viene desempeñando el mandatario para enfrentar el Covid-19.

Inmediatamente surge la contraposición de: un 69,2% que considera que habría sido «una mala decisión» el traslado de la vicepresidenta a Cuba.

En la encuesta de Inteligencia Analítica, la disparidad más sobresaliente se encuentra en la imagen «muy mala»: mientras tanto el Mandatario cuenta con 16,1%, la vicepresidenta obtiene el 41%.

En esta misma encuesta, podemos observar el desarrollo de esta variante, y se puede ver del modo en que se incremento el rechazo a Cristina estos últimos días. También podemos hacer las comparaciones en el estudio de Proyección, en el territorio más allegado a la vicepresidenta: la provincia de Buenos Aires. Alberto Fernández finaliza con diferencial positivo entre tanto que Cristina tiene un balance en números rojo.