«Buen Augurio» Semejante a Nicolás Maduro Cristina Kirchner comparó a Néstor con una mariposa

Comparable con la situación vivida por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Cristina Fernández de Kirchner vicepresidenta narró que este lepidóptero (mariposa) que la escoltó a su llega al distrito bonaerense hasta su puesto. «En las mariposas se alberga el alma de un guerrero«, manifestó.

«Cristina Fernández de Kirchner,manifestó que una Mariposa y La virgen de Guadalupe, no puede fallar»,  a lo largo de su alocución en la toma de posesión de Fernando Espinoza como intendente de La Matanza. A partir de que llegara este jueves 12 de diciembre a la Catedral de la plaza central de San Justo, en el cual se efectuó la ceremonia, Cristina Kirchner relató que una mariposa la «acompañó» incluso a su silla y la cual le recordó a su esposo, el difunto ex-presidente Néstor Kirchner, ya que, de acuerdo con ella, que este lepidóptero (mariposa) del orden de insectos holometábolos «alberga el alma de un guerrero». También, rememoró que se conmemora el Día de la Virgen de Guadalupe y vinculó esta celebración con su hija Florencia.

«Al momento en que arribé, una mariposa (la única que vimos) se me acerco revoloteando a mi alrededor y me escoltó hasta mi lugar. Posteriormente, no me había percatado, que hoy era el Día del la Virgen de Guadalupe. Yo creo demasiado en las señales. ¿Conocen el mito de la mariposa? Las mariposas albergan el alma de un guerrero o combatiente. Ingresando a La Matanza, provincia que a Néstor le fascinaba visitar, percibí que en esta mariposa Nésto incluso me estaba resguardando», inició su alocución la vicepresidenta.

De acuerdo con su explicación, la gestión de Espinoza iniciará con «buen augurio» debido a que, conjuntamente con la mariposa, la ceremonia concuerda con el Día de la Virgen de Guadalupe, la virgen de Florencia«Con la mariposa y la virgen de Guadalupe no puede fallar», concluyó.

La vivencia de la vicepresidenta es comparable a la vivida por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. En 2013 cuando narró que en la vivienda del difunto presidente Hugo Chávez percibió que éste se le manifestó en apariencia de un «pajarito chiquitico» y le dio su bendición al iniciar la campaña electoral.